martes, 30 de septiembre de 2014

SE NECESITA UNA CULTURA DEL TESTAMENTO, NO DEJEMOS PROBLEMAS

La vida es corta y por más que lo evada, debe aceptarlo: un día ya no estará con sus seres queridos. Sin embargo, eso no impide que vea por el futuro bienestar de todos ellos. Si se da un tiempo para ordenar sus pertenencias y disponerlas en un testamento, podrá heredarles seguridad patrimonial y ahorrarles tiempo en juicios o aclaraciones.


Por esta razón, la Secretaría de Gobernación y el Colegio Nacional del Notariado Mexicano impulsan desde el 2002 la campaña “Septiembre: Mes del Testamento”, la cual brinda diversos beneficios a quienes deseen hacer este documento.

SEPTIEMBRE  Y OCTUBRE 2014 ES TU OPORTUNIDAD
Entre las ventajas que proporciona este mes, Guillermo Escamilla, consejero del Colegio de Notarios del Distrito Federal, destaca que “a nivel nacional, los costos por el otorgamiento de un testamento se reducen al menos 50 por ciento. En el Distrito Federal, el costo va a ser de 1,550 pesos, que es menos de la mitad”.

Además, se extenderán los horarios para que la gente que trabaja pueda acudir con el notario y habrán notarías abiertas los fines de semana. También se realizarán eventos en los que se informa a las personas sobre el tema.

Sin embargo, quienes hacen testamento son minoría. Según la encuesta del 2013 sobre servicios notariales en el Distrito Federal, sólo 13% de las personas mayores de edad tiene uno.

Hay diversas causas para la falta de cultura testamentaria. El consejero Escamilla refiere tres. La primera es la falta de información, pues “la gente piensa que es complicado, costoso y prefiere evitarse todo eso (...) La segunda es porque se piensa que si hereda ya se puede disponer de esos bienes”, lo cual no es cierto, enfatiza.

La tercera: “Es una creencia de que precipitamos o llamamos a nuestra muerte cuando hacemos el testamento”, añade, aunque enfatiza que las primeras dos son más relevantes.

EVITE PROBLEMAS
En el Distrito Federal, 48% de quienes no tienen testamento es porque “no hace falta”. En efecto, para ellos no, pero a sus seres queridos podría ahorrarles años de trámites.

Ésa es la primera dificultad que surge si no deja testamento: “El tiempo que se van a tardar en tramitar su herencia, en el caso en que haya algún conflicto entre los herederos”, acota Escamilla.

Incluso, se puede acabar en un juzgado y entonces será un juez quien decida sobre la herencia, además de tener que pagar los abogados por procesos que llegan a durar muchos años.

“Hay veces en que los herederos van falleciendo al durar tanto los juicios. Entonces entran los hijos de los hijos y luego se van extendiendo a nietos y bisnietos. Y todo porque al final del día no se pusieron de acuerdo”, concluye Escamilla.


LO BÁSICO PARA HACER UN TESTAMENTO
Realizar un testamento es una tarea más fácil y rápida de lo que se cree. A continuación se presentan las dudas más comunes al respecto para que se decida y haga el suyo durante este mes.

¿Qué puede testamentar?

Se pueden heredar todos los bienes y derechos que la ley no establece que se extinguen con nuestra muerte.

Lo que no se puede heredar son los derechos que sólo uno ejerce de manera exclusiva como el derecho a votar y de usufructo, que permite usar un bien de otra persona.

¿Dónde puede hacerlo?

En el notario de su preferencia. Si radica en el Distrito Federal, puede ubicar el más cercano en el portal del Colegio de Notarios del DF, (www.colegiodenotarios.org.mx)

A nivel nacional, debe revisar la página del Colegio Nacional del Notariado Mexicano (www.notariadomexicano.org.mx).

¿Cuánto cuesta?

Los costos varían de estado en estado. En promedio, otorgar testamento durante el mes de septiembre cuesta entre 1,000 y 1,600 pesos, indica el Colegio Nacional del Notariado Mexicano. En el Distrito Federal el costo será de 1,550 pesos, una reducción de más de la mitad de su valor en cualquier otro mes del año.

¿Qué necesita llevar?

Se sugiere proporcionar lo siguiente: nombre, lugar y fecha de nacimiento, nacionalidad, domicilio, estado civil (datos que vienen en una identificación oficial), ocupación y CURP.

También dar los nombres de su familia e informar si tiene discapacidad para ver, oír, hablar o firmar.

¿Quién es quién en el testamento?

Sus herederos son quienes recibirán cierta parte su herencia, según la proporción que usted deje establecida.

Sus legatarios son quienes reciban un bien específico que usted deje marcado. Sus albaceas son quienes se encargarán de dar cumplimiento a lo dispuesto en su testamento.




CRÉDITO: Javier Rendón González / El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario