jueves, 16 de octubre de 2014

REMATES BANCARIOS, ¿SON RENTABLES? AQUÍ LOS TIPS:



Un remate bancario es cuando un banco vende la garantía de una propiedad que en su momento se intentó adquirir por medio de un crédito hipotecario pero el deudor no pudo seguir pagando. El banco demanda la garantía de la propiedad, y después ofrece traspasar los derechos de la propiedad y, para recuperar un poco de su inversión, vende el inmueble en un costo muy por debajo de su valor comercial.

Oliver Ambía, director de la licenciatura en Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey, explicó que los remates bancarios son una buena inversión si sigue las reglas y el protocolo.
El gobierno de la ciudad de México también cuenta con inmuebles rematados, recaudados por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y por el Servicio de Administración Tributaria.
Aunque los remates bancarios son cada vez más comunes, Oliver Ambía consideró que conviene verlos sólo como una herramienta de inversión y que tiene riesgos muy notorios.
Expresó que los bancos buscan intermediarios bancarios para poder vender los derechos de estos inmuebles en juicio, y para ello están las empresas especializadas en remates hipotecarios de bancos, como Updown y Oportuna.
Estas empresas venden los derechos de una propiedad que salió de un remate bancario y lo asesoran hasta la toma de posesión del inmueble; también hacen una investigación de la propiedad y el juicio para evitar problemas.
Estas empresas por lo regular cobran un porcentaje sobre el valor del bien en remate, el cual puede ser desde 5 hasta 50 por ciento.
Joaquín Rivera Martínez del Río, director Comercial de Oportuna, informó que existen dos tipos de derechos que puede comprar a un banco: los derechos litigiosos, es decir que lo que usted le compra al banco es el juicio como tal; y los derechos adjudicatarios, que es cuando el banco ganó el juicio y se le adjudicó a éste el bien inmueble.
Consideró que los remates bancarios son una forma segura de invertir pero que debe considerar y revisar muchos aspectos jurídicos como: que esté bien dirigido el asunto legal, que la demanda esté interpuesta correctamente, y que los deudores estén vivos (de lo contrario deberá abrir sucesiones testamentarias).
“Debe cuidar estos aspecto, pues aunque haya encontrado una casa a un súper precio, si tiene que esperar 10 años para poder hacerse de ella la inversión ya no resulta tan fructífera”, añadió.
Recomendó que esté asesorado jurídicamente por un despacho civil-mercantil.
Es importante que sea usted quien quede ante el notario público y ante el juzgado como el acreedor de los derechos.
Sostuvo que dependiendo de la etapa del juicio en la que adquiere los derechos será el ahorro que obtenga, el cual puede ir desde 70 hasta 20% menos de su valor comercial.
Oliver Ambía informó que el trámite para esta sucesión de derechos es de mínimo tres meses, y debe esperar a que termine el juicio para que pueda tomar posesión del inmueble.

RECOMENDACIONES
Debido a la complejidad del proceso de un remate bancario y para que éste sea fructífero, debe de considerar varios puntos importantes. Especialistas le informan cuáles son para que su inversión sea realmente redituable.
  • Siempre acompáñese de un asesor jurídico y un notario.
  • En caso de querer asesorarse por una empresa especializada, infórmese a detalle y compare comisiones.
  • Busque que tenga oficinas bien establecidas.
  • Que cuenten con ejecutivos asesores disponibles todo el tiempo.
  • Evalúe la información que le brinde ésta, debe ser detallada y explícita.
  • Siempre lea a detalle todos los papeles del proceso.
  • Firme la sesión de derecho únicamente a su nombre.
  • Si se quiere quedar con el inmueble, adquiera los derechos adjudicatarios. Aunque el porcentaje de ahorro será menor, el tiempo de espera para la resolución y toma de éste es mucho menor.
  • En caso de ser inversionista le conviene adquirir derechos litigiosos, y aunque haya que esperar para poder vender el inmueble, la ganancia que puede obtener será mucho mayor.
  • Revise los adeudos de la casa.
TERMINANDO EL PROCESO, LAS ESCRITURAS A SU NOMBRE
Javier Pérez Almaraz, presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, destacó que si invertirá su capital en remates bancarios es necesario contar con una asesoría notarial para poder concluir de manera exitosa el traspaso de los derechos y elevar a escritura pública el remate bancario.
Explicó que frecuentemente los adquirientes del inmueble tienen que cubrir gastos como el pago del Impuesto sobre la Renta del traspaso del inmueble, los gastos del juicio y las deudas del inmueble (predial, luz, agua, etcétera).
Recordó que el pago por el servicio de un notario para escriturar su casa tiene un arancel que publica cada año el Gobierno del Distrito Federal, en el que se determinan los montos de honorarios que puede cobrarle un notario por este servicio.
“Tome en cuenta que del costo que el notario, la mayor parte son impuestos y derechos, y la menor parte corresponde a sus honorarios, asimismo depende del valor del inmueble para determinar qué cantidades corresponden a honorarios y cuáles a los impuestos”.
Además, en cuanto termine el juicio y se le haya adjudicado el inmueble a usted, debe solicitar al propio juzgado que el expediente se ponga a disposición de su notario, quien recogerá dicho archivo para estudiarlo y preparar toda la documentación para la escrituración de su inmueble.
No olvide que cada que adquiera un inmueble es conveniente registrarlo a su nombre ante el RPPYC.

CRÉDITO: 

 Yael Córdova / El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario